Cómo cuidar a un gato

Puedes haber oído que los gatos tienen nueve vidas. Bueno, tal vez eso es cierto, pero una cosa es segura, tu gato puede tener una vida larga y saludable con el cuidado apropiado.

Cómo cuidar a un gato

Hay muchas cosas a considerar cuando se atiende a un gato y vamos a verlas todas en las siguientes secciones:

  • Cómo elegir un gato adecuado para ti. Puede ser una gran decisión. Un gato de puede vivir hasta 20 años y una adopción simple puede significar un gran compromiso. Tienes que elegir el gato perfecto para ti. Debes sopesar los pros y los contras de un gato adulto frente a un gatito. También debes examinar cuál es el mejor lugar para encontrar un gato: un refugio, un amigo o un gato callejero.
  • La elección de un gato para vivir en el interior o un gato para vivir en el exterior es una decisión muy importante. ¿Quieres saber si los gatos tienen que salir a la calle? ¿Hay alguna ventaja al permitir que tu gato deambule por el barrio? Por supuesto, hay muchos más peligros en el exterior que en tu casa.
  • Alimentación. Obviamente, la alimentación es una parte importante de la tenencia de mascotas. Después de todo, es una de las pocas tareas que tendrás que llevar a cabo todos los días. Basta con recordar que poner algo de comida en el plato de tu gato es sólo el comienzo. También debes decidir qué tipo de comida quieres para alimentar a tu gato.
  • ¿Comida comprada o hecha en casa? Se pueden comparar los beneficios de la comida comercial y la comida casera. La comida para gatos hecha en casa tiene la ventaja de que te da la tranquilidad de saber exactamente lo que está comiendo tu gato. Sin embargo, en la mayoría de los casos es probable que puedas confiar en las fórmulas médicas y científicamente diseñada de los principales fabricantes de comida para gatos. Hay diferentes tipos de comida para gatos comprada en tienda, como croquetas o comida "húmeda" (latas).
  • Limpieza. Por lo general se consideran animales muy limpios y en su mayor parte, esto es cierto. Sin embargo, esto no quiere decir que los gatos no necesiten una limpieza regular. La frecuencia y necesidad depende de factores como si tu gato es de pelo corto o pelo largo.
  • Aparte del aseo ocasional, la mayoría de los gatos son capaces de lavarse por sí mismos. Sin embargo, hay algunas razones por las que tendrías que darle a tu gato un baño. Por ejemplo, si tu gato tiene pulgas o se ha manchado con algo desagradable.
  • Preparación de tu casa para recibir a un gato. Tu casa puede ser una verdadera carrera de obstáculos para tu gato. Mientras que tu gato puede ser capaz de vivir feliz en tu casa durante muchos años sin tener un accidente, eso no quiere decir que no hay peligros acechando en cada esquina. Existen muchos peligros potenciales que se disfrazan de objetos comunes del hogar.
  • Juguetes para gatos. A los dueños de los gatos les encanta ver a su gato jugando con los diversos juguetes que ellos compraron. Sin embargo, algunos de estos juguetes pueden ser peligrosos para él. Los juguetes hilados, por ejemplo, un elemento básico entre los juguetes gatunos durante años, puede llegar a causar lesiones muy graves.
  • Visitas al veterinario y vacunas. El paso más importante que puedes dar en el cuidado de tu gato es encontrar un veterinario de confianza y competente.

Cómo elegir un gato

Antes de tener un gato, debes averiguar qué tipo de gato quieres, como por ejemplo: ¿un gatito o un gato adulto?, ¿Con pelo largo o pelo corto? ¿De raza o un gato callejero?, ¿Macho o hembra?, ¿atrigrado, con parches o de un sólo color?.

Si ya tienes tu corazón puesto en un determinado tamaño, edad, sexo, raza o aspecto de gato, debes hacer un poco de investigación adicional antes de comprarte uno. Puede que te sorprendas al descubrir que ese gato determinado, no encaja bien con tu estilo de vida. Por ejemplo, si te gusta un hogar tranquilo, un siamés puede no ser el gato ideal para ti. Son notorios y ruidosos. Del mismo modo, un persa es precioso a la vista, pero a menos que estés comprometido en hacerle un aseo casi a diario (o pagar a un profesional para que se lo haga cada semana o algo así), un bonito gato de pelo corto puede ser una mejor opción. ¿Viajas mucho? Si es así, un gato más maduro, al menos ocho meses o más puede ser más apropiado. Dos gatos sería una mejor opción, ya que podrían hacerse compañía mientras estás fuera.

Cómo cuidar gatos

¿Gato o gatito?

Todo el mundo ama a los gatitos. Son lindos, divertidos y encantadores, no hay duda de ello. Pero no cometamos el error de que son "bebés". En el momento en un gatito está listo para estar lejos de su madre y vivir en tu casa, ya puede caminar, correr, saltar y trepar como el equivalente felino de un niño de diez años de edad. Lo que es más, si compras un gatito hoy, en tan sólo unos pocos meses tendrás un gato adulto, en plena madurez. Un gato puede vivir un promedio de 12 a 15 años.

Si tienes tiempo, un medio ambiente adecuado, la energía para criar a un gatito y todos los medios para hacerlo, es una experiencia maravillosa. Sólo recuerda que los gatitos exigen mucha atención, necesitan atención veterinaria de rutina que consiste en inyecciones de refuerzo, desparasitación y esterilización o castración. La mayoría de los jóvenes gatitos empiezan cariñosos y pasivos, pero necesitan un poco de socialización y capacitación para permanecer de esa manera y aún así, no sabrás cuál será su personalidad adulta hasta que crezca.

Por último, los niños muy pequeños y los gatitos muy jóvenes por lo general no se mezclan bien. Es agradable pensar que un niño pequeño y un gatito de diez semanas, pueden "crecer juntos", pero en realidad no sucede así. En seis meses, esa pequeña bola de pelo que tu hijo podía llevar a todas partes habrá crecido y tu hijo pequeño, no tendrá fuerzas para cogerlo.

¿Cómo encontrar un gato?

Ciertamente no hay peligro de escasez gatos en la mayoría de países. Conseguir un gato no es como comprar una cortadora de césped o un secador de pelo, no vienen con garantías. Cada uno es diferente, lo que significa alegrías únicas y problemas también únicos. Puedes comprarte un gato o te lo pueden regalar amigos o vecinos, siempre hay alguien que su gata ha tenido una camada de gatitos o alguien que por temas laborales o personales no pueden hacerse cargo de su mascota y la tienen que regalar.

Otra forma de conseguir un gato es en los refugios de animales. Hay millones de gatos sin hogar. Si quieres un gato de raza puedes echar un ojo en los criadores. A veces ni siquiera tienes que preocuparte por encontrar el gato ideal para ti, ya que es él quién te encuentra. Muchas personas juran que estos son los mejores gatos que se puedan tener.

¿Gato de interior o gato al aire libre?

Tal vez nada es tan agobiante como el aullido de un gato que quiere estar al otro lado de una puerta. Cuando se trata de la puerta de entrada, muchos de nosotros pensamos que eso significa que nuestros gatos no van a ser verdaderamente felices a menos que vayan al aire libre. Pero de nuevo, la mayoría de los gatos hacen el mismo tipo de aullido cuando quieren entrar (o para el caso, cuando quieren conseguir algo a través de cualquier puerta). ¿Los gatos realmente quieren salir a la calle? ¿Lo necesitan? E incluso si la respuesta a ambas preguntas es "sí", ¿es realmente conveniente para ellos?

La razón principal por la que los perros necesitan salir a la calle es para hacer sus necesidades y ejercicio. Sólo los perros más pequeños pueden tener suficiente espacio en el interior de una casa. Los perros son cazadores de carga, lo que significa que trabajan en cooperación para llevar a su presa hasta el agotamiento. Eso puede durar todo el día, lo que significa que los perros tienen un instinto natural de correr y correr y correr. Se necesita una gran cantidad de espacio abierto para ese tipo de ejercicio. Los gatos, por otro lado, son "cazadores de emboscada". Se basan en períodos de corta duración de correr muy rápido. Un pasillo de cualquier longitud decente ofrece un montón de espacio para eso. Eso, combinado con el instinto de enterrar desechos (es por lo que los gatos utilizan una caja de arena) no suma ninguna razón apremiante para que el gato viva al aire libre.

¿Es natural que un gato salga afuera? Por supuesto, el aire fresco y el sol son buenos para cualquier ser humano o gatuno. Pero, ¿la vida al aire libre realmente es más "natural" para tu gato? Claro, sus ancestros salvajes vivían al aire libre. Pero eso fue unos cuantos miles de años y hace varios cientos de generaciones. Para colmo de males, los antepasados de nuestros amigos peludos ​​vivían en las regiones áridas del Medio Oriente. Una vez que fueron domesticados, los gatos dejaron de ser completamente "naturales", fueron arrancados de su hábitat original. Algunas de esas circunstancias, como el frío de un invierno en otros países o regiones, los perros y animales salvajes hacen que el cazador original, sea en realidad el cazado. Los coches y camiones por el exceso de velocidad, son un peligro para ellos.

Además, hay una gran cantidad de enfermedades felinas graves y mortales que se contagian por el contacto con gatos infectados, como el Virus de la inmunodeficiencia felina (FIV). Éste provoca un colapso en el sistema inmunológico del gato mientras está combatiendo la enfermedad, se pasa por mordeduras de gatos infectados. El virus felino de la leucemia (FeLV) generalmente requiere el contacto prolongado con un gato infectado, tales como cajas de basura o comederos y bebederos o acicalamiento mutuo. Una y otra vez, los riesgos de contraer estas enfermedades son menores o insignificantes para los gatos de interior. Los dueños de gatos, especialmente aquellos con niños pequeños, deben ser especialmente conscientes de que los gatos al aire libre son más propensos a coger enfermedades y parásitos que pueden afectar a los seres humanos, desde molestias menores, como las pulgas a una enfermedad más grave como la enfermedad de Lime a condiciones extremadamente peligrosas, como la rabia.

Simplemente porque sea más seguro para tu gato a vivir en el interior y no vagar libremente no significa que él no puede ver la luz del día, excepto a través de la ventana. Una correa y arnés (no un collar) es una forma bastante segura para que tu gato y tú compartáis un poco de aire fresco y sol. Caminar con una correa es un comportamiento adquirido que algunos gatos nunca adquirirán. Algunos gatos entrenados con correa, te pueden incluso solicitar un paseo.

Consejos alimentarios

"Tú eres lo que comes" es una pieza sólida de sentido común igual de cierta para tu gato. Alimentar a tu gato con una dieta de calidad, es un paso casi vital para tener un gato sano.

La industria de alimentos para mascotas es un gran negocio y con buena razón. Hay millones de personas que tienen perros y gatos en casa. Si calculas lo que nos gastamos en la alimentación de nuestras mascotas al año y lo multiplicamos por todos los hogares con mascotas, estamos hablando de muchos millones.

Al igual que la comida humana, hay algunas sabrosas delicias felinas que son buenas para los gatos y algunas que son básicamente, una porquería. Una merienda ocasional de alimentos que no son tan sanos no debe provocar ningún daño permanente, pero sí, cuando es una parte regular de la dieta de tu gato.

¿Pueden los gatos ser vegetarianos?

Los ancestros salvajes del gato eran cazadores, un instinto que los gatos de hoy en día, todavía tienen. Si tu gato te trae regalos de pájaros y ratones, te está expresando un poderoso impulso natural para acechar y matar a su presa. Si dudas de que tu gato es un carnívoro por naturaleza (y depredador), échale un buen vistazo a sus dientes la próxima vez que bostece. Esos colmillos no están diseñados para comer brotes de alfalfa.

El hecho es que tu gato es un animal carnívoro, por lo que no puede sobrevivir como un vegetariano. Hay ciertos nutrientes que sólo se encuentran en las proteínas de origen animal y que necesita tu gato. Uno de estos nutrientes es un aminoácido llamado taurina. Sin la taurina, los gatos pueden quedarse ciegos y desarrollar agrandamiento del corazón, lo que probablemente lo matará mucho antes de lo que le hubiera tocado por edad. Y a diferencia de los perros, los gatos requieren una fuente dietética de vitamina A y un ácido graso llamado ácido araquidónico que sólo se encuentra en el tejido animal. Es por eso que nunca se debe alimentar a los gatos con alimentos para perros.

Por supuesto, eso no significa que debas alimentar a tu gato con carne cruda o dejar que él se vaya a cazar como su única fuente de alimento. Han pasado cientos de años desde que los gatos vivían en estado salvaje, por lo que sus habilidades de caza están más que un poco oxidadas. Además, los gatos que cazan o comen carne cruda o poco cocida pueden coger varios tipos de enfermedades, incluyendo algunas que podrían pasarte a ti.

Hierba para gatos

Si es verde y crece desde el suelo, lo más probable es tu gato intente comérselo. Esta peculiaridad vegetariana en la personalidad del gato carnívoro es particularmente preocupante si las plantas en cuestión son tus plantas de interior preciadas, o peor aún, si son venenosas para tu gato.

Los expertos tienen algunas ideas de por qué los gatos se alimentan de plantas. Podría ser para obtener algunos nutrientes extra, para ayudar a la digestión o como un emético para ayudar a vomitar el pelo que han ingerido durante el aseo y otros artículos no alimenticios. Cualquiera sea la razón, comer hierba y plantas es un comportamiento instintivo en los gatos y no se puede detener. Así que lo mejor que puedes hacer es plantar en una o varias macetas hierba para gatos. Puedes encontrar kits ya preparados en las tiendas de animales, pero la opción más económica es simplemente plantarla tú mismo. Además de plantar esta hierba, debes proteger las plantas que no quieras que tu gato toque. Recuerda que son excelentes escaladores, por lo que no va a ser suficiente con ponerlas en las estanterías superiores.

Snacks y premios para gatos

Un gato bien alimentado no necesita picar entre horas. Los snacks y premios demasiado frecuentes tendrán el mismo efecto en tu gato que el que tienen en un ser humano: el aumento de peso poco saludable y una dieta desequilibrada. Así que distribuye las golosinas que le das.

Agua fresca por todas partes

Tu gato necesita beber agua cada día. Por lo que debe tener bebederos con agua fresca y limpia para que pueda beber siempre que quiera.

Por supuesto, además de obtener la hidratación que necesita del agua, también la puede obtener de la comida que come. Contra más cantidad de agua haya en su comida, menos tendrá que beber. La comida para gatos en lata es más cara. La comida seca para gatos tiene mucha menos agua (tal vez el 10 por ciento en peso), lo que significa que un gato cuya dieta consiste solamente en alimento seco tiene que beber mucho más.

La deshidratación (no tener agua suficiente en el cuerpo) es un problema serio para cualquier ser viviente y los gatos son especialmente propensos a ella. Un gato puede estar sin comer durante días, perdiendo hasta un 40 por ciento de su peso corporal y aún así sobrevivir. Pero una pérdida de agua corporal de sólo un 10-15 por ciento puede matarlo. Asegúrate de que tu gato tiene agua limpia y fresca disponible en todo momento.