Cómo cuidar a un hámster

Los hámsters son pequeñas criaturas maravillosas que pueden ser grandes animales domésticos y muy lindos y esponjosos. Son fáciles de mantener y de querer. Aprende acerca de cómo cuidar a tu hámster en el artículo siguiente.

Cómo cuidar a un hámster

Te vamos a enseñar todo acerca de las necesidades de un hámster, incluyendo el hábitat, la dieta, la sociabilidad, la doma y más. En el mismo momento de comprar tu hámter deberás comprar también un hábitat y todos los suministros necesarios. Es importante que elijas un hámter adecuado para ti.

Hábitat

Un acuario de cristal es la mejor opción para alojar a cualquier tipo de hámster. Si eliges un terrario con suficiente espacio y configurado correctamente, el hámster tendrá un montón de sitio para explorar y no podrá escapar de su hábitat.

El acuario deberá ser de al menos 1 metro de largo y ofrecer una gran cantidad de superficie de suelo para que el hámster pueda correr. Tendrás que instalar el comedero para los alimentos, el agua, los juguetes y una rueda de ejercicio, sin dejar de ofrecer un montón de espacio para que el hámster pueda correr. Ponle una tapa de malla de alambre para asegurarte de que el hámster, que es un artista del escapismo, no se puede escapar de su casa.

Coloca el acuario en un lugar tranquilo y libre de otros animales domésticos como perros y gatos. Esto reducirá el estrés de tu hámster.

No compres una jaula de alambre que se venden en el mercado para los hámster, ya que la mayoría, si no todas, son demasiado pequeñas para todas las especies de hámsters. Algunos hámters muy pequeños, como el hámster enano Roborovski, pueden deslizarse entre el espaciamiento de los barrotes.

Los hámsters sirios son territoriales y deben mantenerse solos, si se colocan juntos, incluso aunque sean hermanos, van a luchar y herirse gravemente. Los hámsters chinos son muy difíciles de tener juntos. Las tres especies de hámsters enanos pueden vivir solos o en parejas, siempre y cuando se pongan juntos antes de que tengan 7 semanas.

Necesidades

En el suelo del acuario, debe haber una gruesa capa de ropa de cama fresca, limpia y segura. Una capa de unos 7 cm en general ya es satisfactoria, pero una generosa capa de 10 a 15 cm de ropa de cama es acogida con entusiasmo, ya que a los hámsters les encanta cavar y cavar y hacer sus propios nidos. La arena para gatos y papel picado son los mejores tipos de ropa de cama. Son seguros, limpios y excelente en el control de olores. Nunca utilices virutas de madera, ya que muchas contienen productos químicos nocivos y aceites que son demasiado intensos e incluso tóxicos para los hámsters.

El hámster se necesitan alimentos y agua fresca en todo momento. La comida y el agua se deben cambiar diariamente. Los alimentos deben ser dispersos y ocultos todo el hábitat, le da a tu mascota algo divertido que hacer y promoverá comportamientos de forrajeo naturales. El suministro de alimentos en un tazón de fuente es demasiado aburrido para el hámster. El agua debe ser proporcionada en un bebedero, si se proporciona en un cuenco o plato, el hámster podría derramarla y terminarías con un lío. Las botellas de agua son por lo tanto una mejor opción.

Cómo cuidar un hámster

El hámster necesita un montón de juguetes para disfrutar y jugar. Los hámsters necesitan mucho más que una rueda de ejercicio para mantenerse ocupados y estimulados. Los juguetes, tales como tubos, túneles, escaleras, plataformas, casas para subir, tuberías de PVC, rollos de papel higiénico, zapatillas viejas, calcetines, accesorios masticables de madera y juguetes de los niños (que deben lavarse y secarse completamente antes de dárselos a tu mascota) son excelentes para un hámster.

La rueda de ejercicio es útil debido al hecho de que ayuda a prevenir un hámster con sobrepeso. Sin embargo, no debería ser un juguete permanente en el hábitat del hámster. Los hámsters suelen convertirse en adictos a las ruedas si no se les ofrecen suficientes juguetes, enriquecimiento o atención. Como resultado del uso adictivo de la rueda, los hámsters podrían agotarse y deshidratarse. Ponle la rueda cada día, pero sólo por unas horas.

Una caja nido o una pequeña casa de algún tipo es importante. Los hámsters les gusta comer y dormir en sus cajas nido. Las cajas nido también proporcionan seguridad y un lugar para esconderse cuando sienten la necesidad de tener intimidad o se asustan.

Si estás albergando dos hámsters enanos juntos, debes tener dos botellas de agua, dos de cada juguete, dos cajas nido, dos ruedas y suficiente comida para los hámsters.

Áreas de Juego

El hámster requiere algo más que un hábitat, por muy interesante y divertido que pueda parecerte. El hámster disfruta de la oportunidad de explorar las afueras de tu domicilio, por lo que debes preparar lugares para que juegue fuera de su acuario. Tener áreas de juego también es beneficioso cuando hay que limpiar el hábitat y la necesidad de un lugar para poner tu hámster en el que no pueda escapar.

Puedes utilizar un recipiente de almacenamiento de plástico y un pequeño corral de animales que se vende en las tiendas de mascotas. Asegúrate de que son más grandes que el hábitat en el acuario y que tiene un montón de juguetes y golosinas.

También puedes dejar que tu hámster explore una habitación en la casa. Asegúrate de que, sin embargo, que no hay elementos peligrosos a los que el hámster tenga acceso y que la habitación es a prueba de fugas.

Es mejor tener dos o tres zonas de juego diferentes (tales como los mencionados anteriormente) para mantener a tu hámster estimulado, interesado y feliz.

La compra de tu hámster

Mira las especies de hámster que te gustarían. Los hámsters sirios son los más fáciles de manejar y son los mejores para empezar si eres un propietario novato. Las cuatro especies de hámster enano (Campbell, Invierno Blanco, Chino y Roborovski) a veces son más difíciles de dominar y son más rápidos, por lo que sólo los propietarios de hámster experimentados deben cuidar de ellos.

Si vas a una tienda de animales a comprarlo mira que los acuarios estén limpios, trata de revisar el hámster elegido con cuidado. Un hámster sano estará alerta, activo, despierto, vivo y curioso. Tendrá el cuerpo agradablemente redondeado, la piel seca, los ojos abiertos y las orejas erectas. Si un hámster tiene piel mojada, probablemente sea por enfermedad, por lo que debes evitar la compra de cualquier hámsters en esa tienda. Si un hámster tiene un pelaje húmedo alrededor de la grupa, sé especialmente cuidadoso, esto es una señal de cola mojada, una enfermedad que se propaga rápidamente a otros hámsteres alojados con él. La piel debe estar seca y limpia.

Debes comprar un hásmter de 4-6 semanas, porque es más fácil de domesticar a esa edad. Evita la compra de un hámster que muerde o araña agresivamente. Asimismo, no compres uno que sea extremadamente temeroso. Un hámster curioso que huele pero no sube a la mano directamente es una buena opción. Uno que sea curioso y pellizque suavemente para probar tu mano (al igual que algunos cachorros hacen) es otra buena opción.

Período de adaptación

Lleva a tu mascota a casa tan rápido como sea posible. No se la enseñes a nadie y menos a los niños, llévala a casa y ponla en su acuario ya preparado. Deja a tu hámster solo durante los primeros días. Necesitará tiempo para recuperarse y adaptarse a su nuevo hogar, ya que estará, probablemente, estresado ​​y asustado durante unos días. No te acerques al hábitat. Tienes que haberle puesto suficiente agua, alimentos y juguetes para unos pocos días (a pesar de que tendrás que empezar a cambiar el agua, los alimentos y los juguetes todos los días una vez que el período de 4 a 5 días de adaptación haya terminado).

No permitas que amigos, familiares o niños se acerquen a tu mascota. Explica que necesita tiempo para adaptarse. También puedes tapar el acuario con una sábana fina.

Controla a tu hámster (Después de los primeros días)

No metas la mano en el hábitat aún. Habla en voz baja para que el hámster se dé cuenta de tu presencia. Deja que el hámster primero se acostumbre a tu voz y olor.

En un par de días, tu hámster empezará a familiarizarse con tu voz y olor. A continuación, puedes empezar a hacer las tareas diarias tales como el cambio de alimentos, agua, ropa de cama sucia y juguetes. El hámster pronto se acostumbrará a tu mano dentro del hábitat.

Después de un par de días, puedes comenzar a ofrecerle algunas golosinas. Puedes coger una y dejar que el hámster te la arrebate de tu mano sin forzar al animal a tocarte en absoluto. Ten cuidado, sin embargo, debido a que algunos hámsters aumentan de peso de golosinas durante el proceso de la domesticación.

Al cabo de unos días o así de ofrecerle golosinas, coloca tu mano en el suelo del hábitat. El hámster puede huir, pero volverá a investigar. Trata de hacer esto cuando tu hámster está totalmente despierto generalmente por la tarde o por la noche. Tira hacia atrás si el hámster muerde pero inmediatamente vuelve a meter tu mano para que la investigue una vez más. Para algunos hamsters, esta etapa puede durar una semana o dos.

Después de un par de días coloca algunas golosinas en tu mano y deja que el hámster se suba en la mano para cogerlas. Algunos pueden subir y masticar el alimento directamente, mientras que otros pueden agarrar la comida y llevársela a un rincón para comérsela. Sé paciente y siempre recompensa a tu hámster cuando se suba a la mano.

Una vez que tu hámster se siente en tu mano para coger las golosinas durante un par de días, permite que el animal simplemente suba sin ningún tipo de trata. Luego, comienza lentamente a levantar la mano desde el suelo del hábitat. El hámster probablemente se pondrá nervioso al principio, así que mantén tu mano baja en caso de que salte de la misma.

Sé paciente, para algunos hamsters este proceso puede durar hasta un mes más o menos. Otros pueden necesitar sólo una o dos semanas.

Respeta el espacio de un hámster si se escapa y se esconde. Déjalo en paz si se echa para atrás y/o muestra los dientes. Nunca cojas a un hámster o lo fuerces a subrir a tu mano. El hámster debe tomar la decisión de si se sube a la mano o no. No despiertes a un hámster dormido.

Alimentos y Agua

La fuente dietética principal de tu hámster debe ser fortificada con pellets o bloques. Dentro de un pellet o bloque son todos los nutrientes que un hamster necesita para una dieta completa y equilibrada. Las mezclas de semillas nunca deben ser la fuente dietética principal. Los paquetes pueden afirmar que las mezclas tienen todo lo que un hámster necesita para una dieta completa y equilibrada. Sin embargo, la mayoría de los hámsters seleccionarán los elementos más sabrosos que son más altos en grasa y dejan atrás los elementos más saludables que son más bajos en grasa. El animal debe tener agua fresca en todo momento.

Limpieza del Hábitat

Debes limpiar el hábitat una vez a la semana. Para ello, debes sacar al animal y colocarlo en una zona de juegos, quitar los juguetes, alimentos, ropa de cama y el agua del hábitat. Debes lavar las paredes y el suelo con agua y jabón. Al igual que los juguetes y casetas. Deberás tirar la ropa de cama y poner una nueva.