Cómo cuidar begonias

Las begonias son un género de plantas que constan de más de 1.000 especies y unas 10.000 variedades híbridas. Algunas se cultivan para conseguir un follaje colorido, otras por sus flores que algunas personas valoran tanto. Todas las especies se pueden cultivar con éxito como plantas de interior, pero algunas también son capaces de vivir fuera. Afortunadamente para los productores de begonias, a pesar de la diversidad del género, el cuidado de todas las begonias es similar. Sigue leyendo para aprender más.

Cómo cuidar begonias

Instrucciones

  • Las begonias deben poder disfrutar de la brillante luz del sol a través de una ventana orientada al este o al sur. Para las begonias cultivadas por su follaje, como las begonias Rex, la luz no debe ser directa, sino más bien filtrada con una cortina transparente o por la sombra de un árbol fuera de la ventana. El cultivo de begonias por floración, sin embargo, necesitará varias horas de sol directo cada día.
  • Proporcionar una temperatura estable para las begonias. Las begonias son sensibles a las rápidas fluctuaciones en la temperatura y por tanto, deben mantenerse lejos de corrientes de aire. Siempre y cuando la temperatura sea constante y por encima de los 18 grados Celsius, las begonias pueden prosperar.
  • Regar las begonias entre una vez a la semana y una vez cada dos semanas. El tema del riego en la begonia es importante porque demasiada agua puede causar que las plantas se pudran. Vigila la humedad de la tierra. Cuando metes el dedo en la tierra y no notas humedad, es el momento de regar.
  • Pon las begonias en macetas pequeñas. Las begonias tienen sistemas de raíces pequeñas y no necesitan trasplantes con frecuencia. Sin embargo, cada primavera debes mirar las raíces y comprobar si éstas han envuelto completamente la parte inferior de la maceta. Si es así, mejor cambiarla a una maceta un poco más grande.
  • Lleva las begonias de floración al aire libre durante los meses de primavera, verano y otoño, si es posible crea las condiciones adecuadas para ellas. Las begonias con flores gozan de un porche con sombra, siempre y cuando la temperatura no baje de los 18 grados C. Las begonias que crecen fuera necesitan un riego más frecuente, así que ten cuidado de comprobar el suelo más a menudo.

Las begonias son flores versátiles, que se encuentran comúnmente como plantas de interior, en los macizos de flores, como plantas en macetas y en las cestas de las casas. Son muy populares, tanto por sus atractivas flores, como por sus hojas, que son o bien un verde vibrante o de un color marrón chocolate. Son excelentes plantas de interior, ya que son altamente tolerantes a la sombra.

Tipos

Hay tres tipos principales de begonias: perennes, tuberosas y semperflorens. Las Semperflorens son las begonias más comunes por el momento. Las Semperflorens constan de begonias de cera, begonias siempre en flor y begonias fibrosas. Fuera de los tres tipos principales begonias, las begonias rex, de tallo grueso y begonias de arrastre son mucho menos conocidas. Las Begonias Rex son pequeñas y abundantes. Las begonias de arrastre y las begonias de tallo grueso son excelentes modelos de begonias. Las Begonias de tallo grues, como era de esperar, tienen muy tallos gruesos. Son altamente prolíficas y son excelentes plantas focales.

Cómo se cuida una begonia

Identificación

Las begonias vienen en una variedad de colores, incluyendo rosa, amarillo, salmón, rojo y blanco. Crecen con un denso y compacto follaje y por lo general crecen hasta tener entre 15 y 22 cm de altura (aunque a veces pueden crecer mucho más). Sus hojas notables suelen ser marcadas, grandes y asimétricas. Algunas begonias son mucho más pequeñas; hay begonias que no miden más de 1 cm de ancho.

Función

Las begonias son fáciles de cultivar. Se desarrollan en todo tipo de luz del sol, de sombra, etc. Aunque prefieren el sol parcial o moteado si es posible. A ellas les gusta el suelo fértil, suelto y rico que drena bien. También les encanta la atención, así que es importante asegurarse de que les quites todos los tallos, hojas y flores muertas. Recorta sus tallos largos para que puedan seguir siendo compactos. Utiliza fertilizante de uso general una vez al mes.

Advertencia

Si has plantado o planeas plantar begonias, debes ser conscientes de sus problemas de plagas y enfermedades, aunque en comparación con muchas otras flores, tienen pocos problemas de enfermedades. Los problemas con las begonias en general se pueden evitar con la vigilancia, prestando especial atención a sus necesidades básicas de humedad y ventilación. Las principales plagas son los caracoles, babosas, arañas rojas, gorgojo de la vid, escamas y cochinillas. En cuanto a los problemas de enfermedades, la pudrición del tallo, oidio, podredumbre Pythium y Botrytis tizón son todos los problemas comunes.

Prevención y/o solución

Las begonias provienen de zonas tropicales, no pueden mantenerse en pie cuando las temperaturas de invierno caen a cero y por debajo. Como resultado de ello, es vital para guardar tus begonias en el interior durante el invierno. Deja de regarlas, tan pronto como las hojas de la planta comiencen a adquirir un tono amarillento. A medida que tus begonias comienzan a mostrar signos de letargo, mételas en casa.