Cómo cuidar canarios

Introducción

  • Especie: Serinus canaria.
  • En realidad es un miembro de la familia del pinzón, nativo de las Islas Canarias.
  • El canario salvaje es amarillo verdoso en la mayor parte de su cuerpo con partes inferiores amarillas. El canario doméstico viene en una variedad de colores brillantes.
  • Un canario puede vivir hasta 10 años.
  • Los machos cantan mejor que las hembras, aunque el canario no canta tanto durante muda el plumaje.
  • No requiere una gran cantidad de atención y son adecuados para los propietarios principiantes de aves de compañía.
  • Los canarios no son aves sociales así que si tienes un solo canario, también será feliz.
Cómo cuidar canarios

Jaulas para canarios

Intenta comprar la mayor jaula posible, que permita espacio para el vuelo (un canario es una mascota que nunca debe tener sus alas cortadas y debe ser capaz de volar en la jaula para hacer ejercicio).

Las jaulas que permiten el "vuelo" son el mejor tipo. Puede ser una jaula construida por ti o un experto o una comprada en la tienda. Simplemente debe estar diseñada para proporcionarle el espacio suficiente para moverse. Recuerda que una jaula ancha es mejor que una alta y estrecha (la altura no es tan importante). Trata de conseguir una jaula de al menos 60 cm de largo.

Es muy importante que tengas en cuenta el espaciamiento entre barras, nunca puede ser superior a 1 cm. Las jaulas de alambre son las mejores opciones, ya que las de madera o de bambú son demasiado difíciles de mantener limpias.

Hay barras de madera de diferente diámetro, pero las que funcionan mejor para estos pajaritos son las de 1 o 2 cm. Algunos criadores de canarios alteran barras redondas y lisas raspadas con una hoja de sierra o un cuchillo, lo suficiente que la superficie quede ligeramente irregular (más fácil de agarrar y la variedad puede hacer las barras sean más cómodas para las patitas del canario). No utilices papel de lija para cubrir las barras.

Los canarios son muy resistentes y pueden mantenerse a la temperatura ambiente. Eso sí, debes colocar la jaula lejos de las corrientes de aire, aparatos de aire acondicionado y ventanas que reciban la luz solar directa (la jaula y canario pueden sobrecalentarse).

Es bueno cubrir la jaula por la noche, en el momento en que el sol se pone (a menos que vivas en un área con noches y días muy largos, como el extremo norte). Los canarios necesitan descansar y lo harán mejor si se les da un ciclo de luz/oscuridad que se aproxima a los cambios naturales. Mantenerlos hasta tarde con luz artificial no es saludable para ellos.

Puedes proporcionarles juguetes, pero colocarlos en la jaula de tal forma que no obstruyan el espacio de vuelo. Tu canario podría disfrutar de columpios, espejos, campanas y juguetes de madera o acrílicos de colgar.

El agua dulce debe estar disponible en todo momento. Los bebederos comerciales son la mejor opción. Además debes colocar un plato poco profundo de agua o una bañera especial para canarios comprada en la tienda de mascotas por lo menos 3-4 veces a la semana para el baño. Les encanta.

Cuidados diarios de un canario

Cómo alimentar a tu canario

  • Una mezcla de semillas de buena calidad apta para canarios puede ser la base de su dieta.
  • Las dietas pildoradas adecuadas para los canarios, no son tan apetecibles como las semillas, pero muchos propietarios las colocan también en la jaula junto con un plato de semillas.
  • También le puedes dar a tu canario alimentos frescos y verdes. Algunas buenas opciones son las manzanas, naranjas, plátanos, pimientos verdes, maíz enlatado, maíz en la mazorca, brócoli cocido, espinacas crudas, dientes de león, berzas, acelgas crudas, peras, melocotones, fresas, pepinos, calabazas, etc. Le puedes poner también de vez en cuando, trocitos de huevo.
  • Las semillas germinadas son un excelente regalo para tu canario.
  • Como se comen las semillas sacándoles la cáscara y dejando ésta otra vez en el plato, a simple vista el plato puede parecer lleno de semillas, cuando en realidad está lleno de cáscaras. Sopla el comedero diariamente para que las cáscaras de las semillas salgan volando y vuélvelos a llenar, según sea necesario.