Cómo cuidar el césped

Sabes que un césped está sano cuando ves que es una alfombra verde suave y exuberante, ideal para hacer volteretas y jugar al croquet. Así que ¿por qué mi césped no se ve de esa manera? Para conseguir que el césped esté perfecto, es posible que tengas que cambiar tu forma de pensar. Tienes que convertirte en hierba y así podrás ver más claro lo que tu césped necesita. Los fundamentos son bastante simples: sol, agua y fertilizantes.

Cómo cuidar el césped

Preparación del suelo

Plantar un nuevo césped es como cualquier buena aventura: la preparación y la planificación son la clave. No importa el método de plantación que tengas previsto utilizar, es necesario preparar el área a fondo para desterrar las malas hierbas y asegurarte de que el suelo no va a formar una costra inmediatamente encima o compactarse en surcos y bultos. El paso más importante es comprobar el pH del suelo. Puedes hacer la prueba tú mismo con los kits disponibles en viveros y online. Invertir en un buen suelo te evitará muchos problemas.

Comienza por separar del área todas las malas hierbas, incluyendo las raíces, incluso si eso significa levantar la tierra 15 cm. Es importarte aflojar la compactación y mejorar el drenaje. Es muy importante añadir abono para enriquecer el suelo; muchos expertos sugieren la mezcla de partes iguales de limo, arena y tierra vegetal original. A largo plazo esto incorpora una ligera pendiente para facilitar el drenaje y evitar que se acumule el agua. Por último, utiliza un rodillo para empacar por el suelo. Sé tan cuidadoso como puedas, recuerda que una vez que hayas puesto las semillas o los tepes, ya no se puede volver atrás y cambiar de grado de inclinación.

Sembrar o no para sembrar

Poner una alfombra de tepes de césped es la forma más rápida de conseguir un hermoso jardín. Pero los tepes de césped pueden ser caros, especialmente si el césped necesita cubrir un área grande. La alternativa es la siembra de la zona, ya sea a mano o con un método llamado hidrosiembra, que recientemente está siendo muy popular. Utilizado durante mucho tiempo por los agricultores para sembrar los campos grandes, la hidrosiembra resuelve uno de los problemas principales de la siembra a mano, la dispersión de semillas.

Cortar el césped

Cuando se trata de compartir los secretos de césped, el primero que sale de los labios de muchos expertos de jardín es la altura de corte. El secreto principal es no cortarlo muy corto. Se debe elevar el cortacésped a la opción de corte más alta posible, para así, segar sólo el tercio superior de la hierba. Esto promueve un mejor desarrollo de las raíces.

Agua y más agua por todas partes

Regar semanalmente ayuda a que las raíces se extiendan más profundamente en el suelo, mientras que los riegos superficiales y frecuentes tienden a hacer que el césped amarillee. El riego profundamente también puede prevenir los chinches, una plaga que tiende a proliferarse cuando el césped está seco. Para calcular la cantidad de agua que tu césped necesita, toma tu tipo de suelo en cuenta: los suelos arenosos se secan más rápido, mientras que los suelos arcillosos tienden a mantener la humedad más tiempo y no requieren un riego frecuente.

Para un césped recién sembrado, el agua debe estar presente todos los días durante de cinco a 10 minutos. Después de que las semillas germinen y el nuevo césped ya tenga un centímetro de alto, debes regarlo una vez al día durante 15 a 20 minutos.

Cómo cuidar césped

Dale de comer

Incluso el césped más saludable tiene hambre y necesita una comida sólida. Dos veces al año, en primavera y otoño, la mayoría de los expertos recomiendan la fertilización, aunque algunos añaden una alimentación a mitad de verano. Pero cuidado con los fertilizantes NPK (nitrógeno, fosfato y potasio), ya que los abonos comunes y populares no proporcionan todo lo que el césped necesita. En cambio, se recomienda un fertilizante completo que incluya micronutrientes tales como azufre, cobre y hierro. Además de la fertilización regular, se recomienda una aplicación de cal dolomítica cada pocos años. Esto es porque el riego y la fertilización causa que el suelo se vuelva ácido con el tiempo y la cal restaura el pH, mientras que pones minerales importantes como el calcio y el magnesio de nuevo en el suelo.

Adiós a las malas hierbas

Sin lugar a dudas, las malas hierbas es la perdición del césped. Pero eso no significa que los herbicidas son esenciales para un césped saludable; de hecho, muchos expertos los evitan. El verdadero secreto para desterrar las malas hierbas, es que el césped crezca sano. Esto ahogará a los invasores de forma natural. La siega regular también ayuda, ya que corta las malas hierbas como el diente de león y el pasto de cuaresma antes de que tengan la oportunidad de esparcir sus semillas.

Un poco de aire, por favor

Cuando el césped se vuelve demasiado compactado, los nutrientes no pueden penetrar en el sistema de la raíz donde son más necesarios. Ahí es donde la aireación (hacer agujeros en el césped para mejorar la circulación del oxígeno) entra en juego. La mayoría de jardineros lo airean con una herramienta simple que se parece dos tubos huecos unidos al extremo de un mango largo. Por supuesto, también se puede hacer simplemente pisando tu césped con zapatos deportivos con pinchos.

Tipos de césped

Algunos céspedes tienen texturas más finas (como los campos de golf), mientras que otros parecen un césped artificial bajo tus pies. Hay cientos de tipos de césped disponibles y se desarrollan nuevas variedades cada año.

Al igual que con todas las opciones de las plantas, el clima juega un papel importante en la determinación de qué tipo de césped será más adecuada para tu jardín. El tipo de suelo, la lluvia y otros factores también entran en juego. Como regla general, los pastos de estación fría en estado latente durante el clima cálido y los pastos de estación cálida en estado latente durante los meses más fríos del año; en zonas en las que es posible tener un césped verde todo el año, debes mezclar estos dos tipos. Aquí hay una lista de las opciones más populares:

Césped de estación cálida:

  • Zoysia.
  • Grama.
  • Hierba de San Agustín.
  • Césped Bahia.
  • Centipede.

Césped de estación fría:

  • bentgrass.
  • Bluegrass.
  • Bellas fescues.
  • Festucas.
  • Ryegrass.