Cómo cuidar el pelo

Hay diferentes tipos de cabello: fino, grueso, rizado, liso, teñidos o con mechas, con caspa...También hay diferentes tipos de cuidados para luchar contra las consecuencias que la humedad, el calor del verano, los vientos de invierno... pueden provocar en nuestro cabello. La idea principal que debes tener en cuenta es que la salud del cabello es un reflejo de lo saludable o no saludable que es tu vida.

Cómo cuidar el pelo

La predisposición genética puede causar efectos nocivos, pero la vida sana puede prevenir condiciones adversas como la alopecia. El cuidado de tu pelo es tan importante como cualquier otra parte del cuerpo. El cabello se somete a una gran cantidad de contaminación, suciedad y productos químicos. Así que vamos a darte una serie de consejos para el tratamiento del cabello y para que puedas disfrutar de una melena sana.

Vinagre de sidra de manzana

Si tienes un pelo con mucho volumen, aplica una mezcla de agua tibia y vinagre de sidra de manzana en tu pelo. Enjuaga a fondo después de 5 minutos para deshacerte del olor a sidra de manzana.

Terapia de bicarbonato de sodio

Haz una mezcla de 3 cucharadas de bicarbonato de sodio y un poco de agua. Enjuaga el cabello con esta solución después del champú. Deja reposar por lo menos 5 minutos antes del enjuague final. Esta terapia te ayudará a eliminar el exceso de producto de champú de tu cabello.

Tratamiento de calabaza

Extrae un poco de jugo de calabaza y mételo en una botella. Cuando te duches, aplícatelo sobre el cabello. Conserva esta solución durante media hora y lava a fondo para eliminarla.

Tratamiento de aceite de oliva

El aceite de oliva es excelente para el acondicionamiento y brillo. Puedes combinar miel con aceite de oliva sobre el cabello para que el resultado sea mucho más eficaz. Todo lo que necesitas es una pequeña taza de aceite de oliva. Utiliza tus manos para frotar en los extremos y la longitud media de tu cabello. Lávatelo con champú después de dos horas.

Amla

Es un remedio para detener la caída del cabello. Coge la mitad de una taza de polvo "amla", añade dos cucharadas de aceite de ricino y un huevo completo y mézclalo todo junto. Aplica sobre el cabello y el cuero cabelludo, deja actuar durante unos 30 minutos antes de lavártelo con champú.

Evita el agua caliente

Lávate el pelo con agua templada o fría. El agua caliente hará que tu cabello se vuelva seco y quebradizo, ya que lo despoja de los aceites protectores de tu cabello. Por lo tanto, éste prefiere una temperatura sólo un poco más caliente que la temperatura de tu cuerpo.

Cómo cuidar el cabello

Tratamiento con huevo

Utiliza un huevo como acondicionador. Si tienes el cabello seco o quebradizo, usa las claras de huevo para hidratar el cabello. Utiliza ½ taza de huevo (clara de huevo o huevo entero) y aplícala sobre el cabello limpio y húmedo. Deja actuar a la mezcla durante 20 minutos y enjuágala con agua fría.

Remedio para la caída del cabello

Prepara una mezcla de 1 taza de tu acondicionador diario y 2 o 3 cucharadas de miel. Aplica esta mezcla uniformemente sobre el cabello mojado. Déjala 30 minutos y lava a fondo. Esta mezcla cerrará la cutícula de tu cabello y le dará un increíble brillo.

Buena dieta

Bebe mucha agua y sigue una dieta saludable de frutas y verduras crudas. El tratamiento casero más eficaz para el cuidado del cabello es una dieta saludable. Eres lo que comes y lo que te metes en el cuerpo se verá reflejado en el exterior.

Remedio para el cabello graso

Haz una mezcla de una taza de polvo de henna, una cucharada de jugo de limón y una clara de un huevo. Si el olor a huevo te desconcentra, utiliza una cuajada en vez de la clara de un huevo. Aplica esta mezcla sobre el cabello, deja actuar durante aproximadamente media hora y después lávatelo con champú. Un punto a destacar es que esta mezcla no teñirá tu cabello.

Aceite de almendras para un cabello fuerte

Utiliza aceite de almendras para tratar el cabello seco y dañado. Es un procedimiento muy sencillo, vierte un poco de aceite de almendras en un recipiente y caliéntalo durante 40 segundos. Luego distribúyelo uniformemente en el cabello. Déjalo 30 minutos y luego enjuaga con agua fría, a continuación lávalo con champú y aplica un acondicionador.

Hidrata tu cabello con cerveza

Vierte un poco de cerveza en el pelo mojado. Distribúyela de forma uniforme y masajea el cuero cabelludo con los dedos durante 20 minutos. Luego enjuaga a fondo para deshacerte del olor a cerveza. Realiza este procedimiento una vez a la semana para alisar y dar brillo a tu cabello. Se recomienda que las personas con sinusitis y con gripe eviten este tratamiento.

Tratamiento para cabello dañado por el sol

Haz una mezcla de ½ taza de miel, 1 o 2 cucharadas de aceite de oliva y 1 o 2 cucharadas de yema de huevo. Aplica esta mezcla sobre el cabello durante 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Este tratamiento te ayudará a reponer los enlaces de la proteína queratina.

La limpieza es importante

La razón más importante para la caída del cabello es la caspa y la picazón del cuero cabelludo. Por lo tanto, mantén una buena limpieza para tener una melena hermosa y saludable.

Haz tu propio acondicionador

Para una proteína llena de aire, mezcla huevos y yogur y frota la mezcla sobre el cuero cabelludo. Deja actuar durante cinco o 10 minutos y luego lávalo completamente.

Zumo de limón

Después del enjuague final del champú, aplica 1 cucharadita de zumo de limón a tu pelo. Simplemente sécalo con una toalla. Es una buena fórmula para desahacerte del cabello seco.

No lavar el cabello con frecuencia

Lava tu cabello cada 2 o 3 días, para una regulación adecuada de los aceites naturales del cabello. Lavarse el pelo con menos frecuencia también ayudará a recuperar el cuerpo y el brillo natural de tu cabello.

Técnicas de cepillado

Evita el uso de un peine con cerdas de plástico para evitar la rotura del cabello y la electricidad estática. La mejor manera de cepillarse el pelo es cepillando primero los extremos para eliminar los enredos y luego dar largos cepillados desde las raíces del cabello hasta las puntas. Esta técnica ayudará a una adecuada difusión del aceite natural del cabello y así evitará que se rompa.

Secar tu pelo al aire

Permite que tu cabello se seque por sí mismo en lugar de usar un secador de cabello, planchas o rulos calientes. Usando este modo artificial de la técnica de secado harás que tu cabello se vuelva más seco y quebradizo. Si no tienes tiempo para dejar que tu cabello se seque al aire, utiliza el secador de pelo con moderación y asegúrate de usar un entorno cálido, en vez de una temperatura caliente.

Hojas de Neem

Puedes lavar el cabello con una pasta hecha de hojas de Neem. Esto es particularmente eficaz para la pérdida de cabello causada por la acumulación excesiva de aceite del cuero cabelludo o las infecciones invasivas de la piel.