Cómo cuidar geranios

Los geranios florecen durante todo el verano, sólo requieren riego frecuente y vienen en una gran variedad de colores. La mayoría de las variedades son plantas perfectas para el aire libre, pero también pueden ser una planta de interior ideales para todo el año. Te vamos a mostrar como cuidar los geranios de todo tipo.

Cómo cuidar geranios

Cosas que necesitarás

  • Compost o turba.
  • Fertilizante.
  • Agua.

Instrucciones

Plantar geranios de esquejes. Corta los esquejes en septiembre de plantas sanas con el suelo seco. Recorta de 7 a 10 cm de distancia de las puntas y quítales las hojas. Planta el tallo en tierra gruesa y riégalo a menudo. Pon el esqueje en un lugar en el que reciba luz solar indirecta.

Una vez que el esqueje se haya arraigado, transplántalo a pleno sol y riégalo cuando sea necesario. Fertiliza la planta con un alimento líquido suave para las primeras 2 semanas. Por otra parte, también puedes comprar un geranio en maceta listo para plantar.

Los geranios deben plantarse cuando el suelo es cálido y no hay riesgos de heladas. Los geranios necesitan un suelo bien drenado y estar a pleno sol durante todo el día. Escoge un lugar soleado y cubre la tierra con compost o turba. Haz un agujero en el suelo tan profundo como lo sea la maceta. El pH ideal del suelo debe ser de 6.5.

Pon un mantillo alrededor. El mantillo ayuda a los geranios a retener la humedad. Alimenta a tu planta. Debes darle un líquido fertilizante cada dos o tres semanas durante la temporada de crecimiento, esto ayudará a tu geranio mantenerse fuerte.

Riégalos por la mañana temprano. No les gusta tener las hojas mojadas, así que riega con cuidado. Un regado por la mañana permite que el agua que haya podido salpicar las hojas se evapore rápidamente. Sólo debes regarlos una vez a la semana más o menos, dependiendo de las precipitaciones y la temperatura.

Quita las flores secas y las hojas marchitas para aumentar las floraciones. Esto también prevendrá la propagación de enfermedades, como la pierna negra, moho gris, moho y manchas en las hojas.

Estate atento a los insectos. A las orugas les encanta comer geranios. Un aerosol de tu centro de jardinería local repelerá orugas, pulgones, moscas blancas y ácaros. Las termitas requerirán un tratamiento contra las termitas aplicado en el suelo. Para eliminar de tu jardín las babosas, intenta colocar un platillo con cerveza. Éstas se sienten más atraídas por la cerveza que por los geranios.

Cómo cuidar geranios en macetas

Los geranios en miniatura pueden ser fácilmente cultivados en contenedores.

Los geranios no sólo son una de las variedades más populares de plantas con flores, sino que también unas de las más diversas. Hay un geranio ideal para cada uno. Los geranios vienen en una gama de colores, desde el blanco hasta el fucsia pasando por el salmón y pueden crecer en posición vertical o en formaciones de enredaderas. Desprenden una multitud de aromas incluyendo a limón, menta e incluso piña. Con un poco de cuidado, cualquier tipo de geranio se puede cultivar en el jardín o en una maceta.

Cosas que necesitarás

  • Contenedores, macetas o baldes.
  • Tierra con turba y vermiculita.
  • Manguera o regadera.
Cómo cuidar geranios normales y colgantes

Instrucciones

Elige un recipiente con agujeros de drenaje en la parte inferior o en los lados. Asegúrate de que sea lo suficientemente grande como para albergar la planta. Los geranios colgantes o gitanillas funcionan bien en macetas colgantes mientras que otras variedades se pueden colocar en macetas estándar. Llena dos tercios de la capacidad del recipiente, con una mezcla de tierra ligera que contenga turba y vermiculita. Mezcla también con un fertilizante granular según las instrucciones del producto. Coloca el geranio en el recipiente y llena el resto de la maceta con tierra.

Coloca las macetas con geranios en un lugar que reciban por lo menos seis horas de sol al día. Si tu jardín no recibe pleno sol, mueve las macetas para garantizar que los geranios reciban suficiente luz. En días muy calurosos de verano, ponlos en un lugar que reciba sombra parcial por la tarde. Las floraciones del geranio serán menos atractivas si no se cultivan con suficiente sol.

Riega las macetas con geranios. Prueba la sequedad del suelo metiendo el dedo en él unos 2 centímetros. Si el suelo está seco, riega los geranios profundamente hasta el agua salga por la parte inferior del recipiente. No coloques un platillo bajo la maceta.

Fertiliza los geranios en maceta, cada tres semanas. Añade 2 cucharaditas de fertilizante soluble a 4 litros de agua. Riega los geranios con esta solución. No los debes sobre-fertilizar, ya que florecerán mal.

Quita las flores muertas y las hojas de los geranios en macetas. Esto evitará que el hongo Botrytis pueda atacarlos. Rocíalos con un spray fungicida de acuerdo con las instrucciones del producto, si es necesario. Comprueba si tienen gusanos o pequeñas en las yemas cada día. Retira los huevos y gusanos a mano para evitar dañar los geranios.

Mete los geranios en macetas en el interior de tu casa antes de la primera helada. Córtalos a 15 cm de alto y colócalos en una habitación soleada. Déjalos en casa hasta que llegue la primavera. Si los geranios están plantados en tierra para macetas de buena calidad, no necesitan ser fertilizados durante dos o tres meses. Debes regarlos únicamente cuando notes el suelo seco.