Cómo cuidar la planta de Navidad

Selección de la Poinsettia o Flor de Pascua

La planta de Navidad que elijas debe tener un follaje verde oscuro. Las hojas bajas caídas o dañadas indican una mala manipulación o una insuficiente fertilización, falta de agua o un problema de enfermedad de la raíz. Las coloridas brácteas florales (rojo, rosa, blanco o bicolor rosa y blanco) deben ser proporcionales al tamaño de la planta y la maceta. Poco o nada de polen debe aparecer en el aceite de las flores reales (las piezas de color rojo o verde en forma de botones en el centro de las brácteas de colores).

Cómo cuidar la planta de Navidad

Cuidados de la planta de Navidad

Asegúrate de que la planta está bien envuelta cuando la saques fuera de casa, porque la exposición a las bajas temperaturas, incluso para un corto período de tiempo puede dañar las hojas y las brácteas. Quita el envoltorio de la planta tan pronto como sea posible porque los pecíolos (tallos de las hojas y brácteas) pueden inclinarse y girar si la planta se queda envuelta por mucho tiempo.

Para obtener la máxima vida de las plantas, coloca su poinsettia cerca de una ventana soleada o alguna otra área bien iluminada. No permitas que cualquier parte de la planta toque los cristales fríos. Las flores de Pascua son plantas tropicales y por lo general se cultivan a temperaturas entre 15 y 21 grados C en los invernaderos, por lo que este rango de temperatura es el mejor para que la planta viva mucho tiempo. Las altas temperaturas acortan la vida de las plantas, ya que no toleran corrientes de aire caliente o frío por lo que debes mantenerlas lejos de radiadores, salidas de aire y ventiladores, así como de las ventanas o puertas abiertas. Coloca la poinsettia en un cuarto fresco por la noche (13 a 15 grados C es ideal) para extender el tiempo de floración.

Examina el suelo todos los días y riégala sólo cuando notes que la tierra está seca. Siempre debes echarle agua suficiente para empapar el suelo hasta el fondo de la maceta y desechar el exceso de agua. Si no la riegas con suficiente agua, las hojas más bajas de la planta se marchitarán. Si echas demasiada agua, las hojas inferiores se amarillentarán y luego se caerán. Si mantienes tu planta durante varios meses, aplica un fertilizante soluble para plantas de interior, una o dos veces al mes, según las recomendaciones del fabricante.

Refloración

Si planeas guardar tu Flor de Pascua y reflorarla el año que viene, sigue el procedimiento que se explica a continuación.

Cuidados a finales de invierno y principios de primavera

Las flores de Pascua son flores de larga duración, sus brácteas permanecerán vistosas durantes varios meses. Durante este tiempo, los brotes laterales se desarrollan debajo de las brácteas y crecen por encima de los viejos tallos florales. Para contar con una planta en buena forma para el año siguiente, es necesario cortar cada uno de los tallos o ramas de floración antiguos a unos 10 a 15 cm de altura. Deja de una a tres hojas en cada uno de los viejos tallos o ramas, el crecimiento viene de yemas ubicadas en las axilas de las hojas. Cortar la parte trasera de la planta hará que los brotes crezcan y se desarrollen. Este corte de la parte posterior por lo general se lleva a cabo en febrero o principios de marzo. Deja la planta en que una ventana soleada a una temperatura entre 15 y 21 grados C y riégala como te hemos descrito anteriormente. Ponle abono según sea necesario cada 2 semanas.

Cómo cuidar la Flor de Pascua

Cuidados a finales de primavera y verano

Si la planta es demasiado grande para su vieja maceta, replántala en una maceta más grande. Puedes comprar turba común y tierra para macetas vermiculita o perlita que la puedes encontrar en los centros de jardinería. Si deseas preparar tu propio medio de cultivo, usa 2 partes de tierra de jardín esterilizada, una parte de turba y una parte de vermiculita o perlita, más una cucharada de superfosfato por maceta mezclado al fondo de la misma.

Después de que el peligro de las heladas de primavera haya pasado y las temperaturas nocturnas superen los 10 grados C, deja tu planta de Navidad al aire libre, en una zona ligeramente sombreada con un buen drenaje. Recuerda que puedes necesitar regar la planta con más frecuencia que el resto de plantas de tu jardín. Entre el 15 de julio y el 1 de agosto debes podar todos los brotes de aproximadamente 10 cm, dejando alrededor de cada uno tres hojas. Después, debes fertilizarla.

Cuidados en otoño

Lleva tu Flor de Pascua al interior por la noche mucho antes de que tenga lugar la primera helada (por lo general aproximadamente en el 15 de septiembre) para evitar el daño por frío (esto ocurre cuando las temperaturas están por debajo de 7 grados C durante un período prolongado). La Flor de Pascua se puede colocar de nuevo al aire libre durante el día, cuando las temperaturas son lo suficientemente cálidas o en una ventana soleada. Fertiliza cada 2 semanas para que tu poinsettia pueda reflorar, debes mantener la planta en la oscuridad completa de 5 p.m. a 08 a.m. todos los días a finales de septiembre hasta que el color se muestre en las brácteas (a principios y mediados de diciembre). La temperatura debe mantenerse entre 15 y 21 grados C. Las temperaturas de la noche por encima de los 21 y 24 grados C pueden retrasar o prevenir la floración. Si sigues este procedimiento la poinsettia florecerá en Navidad.