Cómo cuidar las uñas

¿Te gusta tener las uñas hermosas y fuertes para que no se quebren o se rompan? Descubre cómo cuidar bien de ellas utilizando estos 10 consejos.

Cómo cuidar las uñas

Las uñas bien cuidadas hacen que las manos se vean elegantes y femeninas. Sin embargo, muchas chicas tienen problemas con sus uñas. Lo mejor que puedes hacer es deshacerte de los problemas hoy mismo.

1. Los guantes de goma son tus amigos

No vuelvas a lavar los platos o limpiar tu casa sin el uso de guantes de goma. Los productos químicos que utilizas para la limpieza son muy fuertes y pueden realmente dañar tus manos y uñas. No sólo van a hacer que tus uñas se vuelvan débiles, podrían también provocarte quemaduras desagradables. Siempre debes utilizar guantes de goma cuando limpies.

2. Geles de calcio y endurecedores de uñas

Los geles de calcio y los endurecedores de uñas realmente pueden hacer que tus uñas se vuelvan más fuertes. Sin embargo, no se pueden esperar resultados inmediatos, tienes que darle un poco de tiempo y utilizar el producto con regularidad. Así que paciencia y constancia. Esas son las claves del éxito para unas uñas fuertes.

3. Cremas de uñas

Ponerte una crema de las manos con regularidad, a veces no es suficiente. Con el fin de tener un buen cuidado de las uñas, necesitas aplicarte cremas especiales para uñas. Por lo general, no son caras y hay un montón en el mercado. Prueba un par hasta que encuentres la que más te convenga.

4. Empujar las cutículas

Uno de los mayores errores que muchas mujeres hacen cuando se trata de las uñas es cortar las cutículas. Esto nunca debe hacerse. En su lugar, debes aplicar un gel o una crema reblandecedora de cutículas y empujarlas suavemente con un palito de naranjo.

5. Recortarlas con regularidad

Realmente no hay razón para tener las uñas muy largas. No sólo que es poco práctico, sino que también puede parecer un poco vulgar. Debes tener unas uñas que te permitan realizar cómodamente todas tus tareas de cada día. Las uñas demasiado largas también son mucho más propensas a romperse y astillarse.

6. Limarlas y pulirlas

En primer lugar, invierte un poco de dinero en una buena lima de uñas. Cada vez que te cortes las uñas, las deberás limar. Para conseguir mejores resultados, debes mover la lima en una sola dirección. Cuando se mueve de izquierda a derecha en realidad estás creando pequeñas grietas que debilitan las uñas. Pule tus uñas no más de una vez al mes. Si lo haces con demasiada frecuencia, puede hacer que se vean más finas y débiles.

Cómo cuidar las uñas de las manos y de los pies

7. Esmalte para uñas

Aunque llevar las uñas pintadas puede completar tu look, el esmalte de uñas realmente las daña. La razón es que los esmaltes de uñas contienen acetona, lo que hace que las uñas se ablanden. Así que no te pintes las uñas más de una vez a la semana y siempre cómprate pintauñas de alta calidad. Si tu esmalte se caduca, tíralo a la basura inmediatamente.

8. Eliminador del esmalte de uñas a base de aceite

Como ya hemos comentado anteriormente, la acetona es dañina para las uñas, así que cuando se trata de quitar el pintauñas, es mejor que optes por un eliminador del esmalte a base de aceite. Estos aceites son mucho menos dañinos para las uñas.

9. Uñas de gel o acrílicas

Aunque hay muchas mujeres que no son partidarias de las uñas artificiales, otras muchas que tienen las uñas muy débiles se ponen uñas de gel o acrílicas. Estos tipos de uñas artificiales impiden que tus uñas naturales se rompan. Por lo tanto, si tienes las uñas muy débiles y ya lo has probado todo sin éxito, puede que esto sea una opción para ti. Sin embargo, debes tener cuidado porque algunas personas han sufrido reacciones alérgicas relacionadas con este tipo de uñas. Ten en cuenta que este tipo de uñas, se pegan sobre tu propia uña y por ese motivo, cuando te las quitas, debes tener especial cuidado de no arrancar la tuya también. Esto es realmente doloroso.

10. Mantén las uñas sanas

No existe ningún tratamiento o atención especial que te ayuden a tener unas uñas sanas, si no sabes cómo. Por lo tanto, debes concienciarte de todo lo que provoca daños a tus uñas y eliminarlo de tu rutina.