Cómo cuidar las mechas californianas

Los peluqueros profesionales dicen que antes de hacerte las mechas californianas puedes tenerte que someter a un proceso de decoloración. Indican que se debe seguir un tratamiento de hidratación intensiva cada 20 a 30 días y hacer uno todas las semanas con productos especializados o incluso con recetas caseras.

Cómo cuidar las mechas californianas

Si tienes un cabello muy oscuro, el proceso puede llevarte varias semanas, si quieres que tu cabello, después de las mechas, se siga viendo brillante y vivo. Así que tómalo con calma. Tener el color de cabello deseado, pero parezca paja sin vida y sin salud no vale la pena.

Las mechas californianas son ideales para aquellos que son demasiado perezosos para ir a la peluquería. Ya que no necesita retoques constantes. Las mechas California abarcan todo lo relacionado la sensualidad del verano. Este look, que se ha convertido en moda desde hace unos años, se hizo famoso por Gisele B Nchen, Fernanda Lima, Drew Barrymore, etc. Y lo mejor es que no sólo combina las estaciones calurosas, sino que te lo puedes hacer incluso a lo largo del invierno.

Oro y gradiente

Para aquellos que no conocen la base del procedimiento, te explicamos qué es. Este look se inspira en los surfistas de California en Estados Unidos, los mismos que se pusieron cera en el pelo. Se trata de un proceso de blanqueo (decoloración) a partir de la mitad del cabello hacia las puntas. Esto quiere simular los efectos que hace el agua salada del mar combinada con el sol en nuestro cabello los meses de verano.

¿Cuál es el tono ideal para ti?

Para un look discreto, los consejos se basan en la longitud de tu cabello. Si lo prefieres, le puedes pedir a tu peluquero que además, utilice tintes para definir mejor el color deseado. Pero debes tener siempre presente que el tono escogido de tinte, debe estar en armonía con el color de la piel y los ojos.

Enfoque

Cuando te haces las mechas californianas es importante que las mechas no separen con un corte recto la diferencia de color entre tus mechas y tu pelo natural. La idea es que las mechas se vayan fusionando con tu cabello, así que debes conseguir un degradado. Piensa en cómo el sol y el agua salada puede quemar tu cabello, éste no hace un corte perfecto, sino que las puntas estarán más claras y a medida que llegamos a la raíz, el pelo tendrá un color más natural. El precio de las mechas californianas bien hechas, te puede costar unos 80 o 100 € en un cabello más corto y unos 130-150 € en un cabello más largo.

Cuidados caseros para las mechas californianas

Los expertos son unánimes en afirmar que las personas con mechas californianas, se deben seguir cuidando el cabello en casa con porductos profesionales que no estropeen quimicamente tus mechas. Debido a la dificultad del proceso, no es aconsejable llevarlo a cabo en casa, por personas inexpertas. El degradado variará dependiendo del tono de la piel y del cabello. El pelo negro no es excepcional en California, pero piensa que éste en el momento de la decoloración no tenderá a rubio, sino que tenderá a naranja.

Las mechas se deben hacer lejos de la raíz, en los dos últimos tercios de la longitud del cabello y normalmente éstas no son muy claras, no más de tres tonos por debajo de tu tono natural. Para las pieles más oscuras y cabellos castaños oscuros se sugiere un tono de mechas castañas claras sin llegar a rubias.

Si se suavizan tus mechas, relájate. Sólo tienes que utilizar un blanqueamiento profesional sin amoníaco. Ten cuidado con los productos químicos existentes ya que la acción de blanquear el pelo es muy rápida. Utiliza el blanqueador con peróxido de hidrógeno de 10 volúmenes y estate muy atento. Lo ideal es hacer la misma prueba en un hisopo o muestra de cabello para ver si las mechas pueden resistir la decoloración.

Las mechas californianas son ideales para aquellos que les da miedo teñirse completamente de rubio o simplemente no quieren. Puedes probar de ir subiendo tonos progresivamente, con la ayuda de las estaciones del año, así al llegar al verano, tendrás un pelo unos tonos más claros pero sano, hidratado y suave.