Cómo cuidar nuestros dientes

Con el cuidado adecuado, los dientes y las encías pueden permanecer saludables durante toda tu vida. Lo mejor de tener unos dientes y encías más saludables, es que estás en menor riesgo de tener caries y sufrir la enfermedad de las encías.

Cómo cuidar nuestros dientes

¿Cómo debo cuidar mis dientes y encías?

Hay cinco pasos básicos para el cuidado de los dientes y las encías:

  • Cepillado.
  • Usar hilo dental.
  • Comer bien.
  • Visitar al dentista.
  • Hacerse enjuagues bucales.

Consejos para lavarse los dientes

Cepíllate los dientes al menos dos veces al día. Si puedes, deberías pasarte el cepillo después de cada comida. Lo ideal es esperar 30 minutos después de comer, esto permitirá que el esmalte se endurezca después del ácido durante la comida. El cepillado remueve la placa, una película de bacterias que se adhiere a los dientes. Cuando las bacterias en la placa entran en contacto con los alimentos, producen ácidos. Estos ácidos producen caries. Para repasar:

  • Ponte una gota del tamaño de un guisante de pasta dental con flúor en la cabeza del cepillo de dientes. Utiliza un cepillo de dientes suave.
  • Coloca el cepillo de dientes contra los dientes en un ángulo de 45 grados hasta la línea de las encías.
  • Mueve el cepillo a través de los dientes con un pequeño movimiento circular. Continúa con este movimiento de limpieza en cada diente. Mantén las puntas de las cerdas contra la línea de las encías. Evita presionar con tanta fuerza que las cerdas queden planas contra los dientes. Sólo las puntas del cepillo de dientes limpian los dientes. Deja que las cerdas lleguen a los espacios entre los dientes.
  • Cepilla en la parte superior de las superficies de masticación de los dientes. Asegúrate de que las cerdas entren en las ranuras y grietas.
  • Utiliza el mismo pequeño movimiento circular para limpiar la parte posterior de los dientes superiores e inferiores, el lado que se enfrenta a la lengua.
  • Para limpiar el interior de la parte inferior los dientes delanteros, pon el cepillo en una posición hacia arriba y hacia abajo, hacia la parte inferior interior de la boca y mueve el cepillo de dientes en un pequeño círculo.
  • Para el interior de los dientes frontales superiores, el ángulo del cepillo en posición hacia arriba y hacia abajo con la punta de la cabeza apuntando hacia el techo de la boca. Mueve el cepillo de dientes en un pequeño círculo.
  • Dale a tu lengua unas pinceladas suaves, cepillándola de la parte posterior hacia adelante. No frotes. Esto ayudará a eliminar las bacterias y refrescar el aliento.
  • Después de cepillarte los dientes durante dos o tres minutos, enjuágate la boca con agua.
  • Reemplaza tu cepillo de dientes por uno nuevo cada tres o cuatro meses.
Qué debemos hacer para mantener los dientes sanos

Consejos para el uso del hilo dental

Utiliza el hilo dental una vez al día. El hilo dental se deshace de los alimentos y la placa entre los dientes, donde el cepillo no puede llegar. Si la placa se queda entre los dientes, se puede endurecer y convertir en sarro, que debe ser eliminado por un dentista o higienista. Para usar el hilo dental:

  • Coge unos 45 cm de hilo dental del dispensador.
  • Enrolla el hilo alrededor del dedo medio de cada mano, dejando una sección de 2 o 3 cm libre para usar del hilo dental. Utilízalo en los dientes de arriba primero y luego en la parte inferior.
  • Coloca el hilo en la boca y utiliza tus dedos índices para empujar el hilo dental entre los dientes. Ten cuidado de no forzar demasiado y dañar las encías.
  • Mueve el hilo dental hacia arriba y hacia abajo contra el diente y hacia arriba y alrededor de la línea de las encías. El hilo dental debe constituir una forma de C alrededor del diente.
  • Usa el hilo dental entre los dientes, así como detrás de los dientes posteriores.
  • Usa una parte limpia de hilo dental, según sea necesario y deja el hilo usado enrollado alrededor de los dedos.