Cómo cuidar tortugas de agua

Seguro que todos tus amigos en su infancia han tenido alguna vez una tortuga de agua dulce como mascota. ¿Pero qué tipo de mascota puede ser una tortuga acuática? Vamos a darte toda la información que necesitas para que descubras si la tortuga de agua es una buena mascota para ti y tu familia.

Cómo cuidar tortugas de agua

Las tortugas de agua dulce que venden en las tiendas de mascotas, son uno de los tipos de tortugas de tamaño más pequeño. Existen 350 especies de tortugas en el mundo, sólo una de ellas es la tortuga acuática, que a su vez cuenta con siete subespecies. Como reptil de sangre fría que es, el galápago pasa la mayor parte de su tiempo en el agua, saliendo sólo para poner sus huevos y disfrutar al igual que las tortugas terrestres del sol. Éstas también pueden hibernar durante el invierno.

Se pueden encontrar poblaciones silvestres de tortugas de agua dulce en la costa atlántica de los EE.UU., Asia e incluso en el Reino Unido. Las tortugas Terrapins eran nativas del Reino Unido hace unos 8.000 años y siguiendo la moda de las Tortugas Ninja, a finales de 1980 muchas personas llevaron sus mascotas no deseadas en los ríos o caudales de agua de la nación. Esta especie parece estar disfrutando de un renacimiento.

¿Son buenas mascotas?

Muchos expertos coinciden en que las tortugas acuáticas son una excelente mascota para principiantes. Viven un tiempo relativamente largo en comparación con los perros y los gatos (10-20 años), no tienen que comer todos los días y no necesitan domesticación ni entrenamiento. Son pequeñas y no requieren mucho espacio, aunque debido a que pueden ser difíciles de manejar, no se recomiendan para los niños pequeños.

Es recomendable comprobar e investigar la raza antes de comprar, ya que algunos ejemplares crecen sólo 10 centímetros, mientras que otros pueden llegar a crecer 60 cm.

Dónde comprarlas

Hay un montón de tiendas especializadas que venden reptiles y tortugas acuáticas recién nacidas. Cuando visites una, asegúrate de que el agua de las tortugas de agua dulce se ve limpia y que el terrarium (también conocido como terrapinarium) no está superpoblado. Las crías también se pueden comprar a partir de criadores.

¿Dónde va a vivir?

La compra más importante para tu nuevo galápago será su hogar, el terrarium. Esto debería ser un recipiente de cristal transparente o de plástico destinado a retener agua. Un buen tamaño para un par de tortugas de agua dulce bebés es de 45 x 30 x 35 cm. Pero por favor, ten cuidado, las tortugas de agua dulce crecen rápidamente. Recuerda: Si estás comprando más de un galápago, por favor asegúrate de que todos sean machos o hembras, ya que si no, pueden criar antes de lo que te imaginas.

El terrarium debe estar equipado con un calentador de agua, ya que a las tortugas de agua dulce no les gusta el agua fría. Se recomienda mantener el agua a 26 grados C, por lo que valdría la pena invertir en dos calentadores, por si uno se rompe. Un filtro de agua también es necesario, se trata de una pieza crucial para mantener el agua limpia. Si no quieres comprar un filtro de agua para tu acuarium, te recomendamos que eches un vistazo a este artículo: Filtro de agua casero para tortugas, dónde te explica paso a paso cómo fabricar uno tú mismo. El agua también debería cambiarse periódicamente y cualquier residuo sólido del agua se debe retirar cada día para evitar infecciones y malos olores.

El acuario, necesita una rampita y una zona sin agua o una piedra plana o roca en el centro que sobresalga del agua y dónde las tortugas puedan subir fácilmente para que puedan descansar y tomar el sol. Por lo que es importante que coloques el terrarium de tal forma que la zona sin agua reciba sol. No es recomendable que el acuario entero esté a pleno sol, ya que sobrecalentaría el agua y fomentaría el crecimiento descontrolado de algas. También vale la pena invertir en una lámpara fluorescente para reptiles, ya que proporciona rayos UVA/UVB que ayudan a prevenir la ceguera y las deformidades en el caparazón.

¿Qué comen las tortugas de agua dulce?

Como buenos omnívoros, las tortugas de agua dulce pueden comer una gran variedad de alimentos, desde caracoles de agua y lombrices de tierra a frutas y verduras. También disfrutan de muchos tipos de carne, como pollo, cerdo o carne de vacuno y pescado, en el que se incluyen las gambas y la trucha. Tanto la carne como el pescado se deben dar en crudo y en trozos lo suficientemente pequeños para que las tortugas se los puedan comer enteros. Las tortugas acuáticas también pueden comer pescados grasos como el atún, las sardinas y la caballa, además éstos les proporcionan suficiente vitamina D para mantener a tu mascota sana.

Cuidados básicos para las tortugas acuáticas

Tu mascota también devorará los alimentos vegetales, les encanta la lechuga, berro y otras verduras de hoja, así como las frutas, como por ejemplo, manzanas, peras, fresas y frambuesas. Hay alimentos comerciales para tortugas acuáticas disponibles y pueden ayudar a asegurar que tu mascota tenga una dieta equilibrada.

Los suplementos alimenticios son aconsejables para ayudar con el mantenimiento del caparazón. La sepia y las cáscaras de huevo finamente molidas, son una excelente fuente de calcio, mientras que los suplementos comprados en la tienda pueden ofrecer calcio y otros elementos básicos para una buena salud.

Cómo mantener a mi tortuga sana

Es importante comprobar regularmente a tu mascota para detectar cualquier signo de mala salud. Sus ojos deben estar limpios y brillantes y su caparazón también debe estar brillante, duro y sin grietas. Debe moverse libremente sin ninguna restricción en la cabeza o extremidades. La boca también debe estar limpia y el pico debe cerrar de forma simétrica. Comprueba que no tiene heridas o lesiones y que la boca no le huele mal. Cualquier descarga en los ojos, la nariz o la boca deben ser investigadas por un veterinario.

Cambiando el agua y limpiando el terrarium periódicamente, ayudará a mantenerlo libre de bacterias que pueden causar una serie de enfermedades como la parálisis, la putrefacción del caparazón, llagas, dígitos faltantes, excreción de la concha y crecimiento de membranas viscosas.

Si sospechas que una de tus tortugas puede estar enferma, es importante aislarla de inmediato y llevarla al veterinario para que la examine.

Manejo de tu galápago

Las Terrapins tienen una reputación de ser agresivas y de hacer daño cuando muerden. Son una de las criaturas más antiguas de la tierra y han sido diseñadas para tener miedo de algo más grande que ellas, por lo que muchas personas se encuentran en el lado equivocado de ese pico afilado.

En primer lugar, es esencial que tu mascota tenga todo lo que necesita para mantenerse sana y feliz, una vez que la atención correcta está en su lugar, puedes comenzar a ganarte su confianza. Las tortugas acuáticas son instintivamente tímidas y se esconderán o te atacarán si las manejas incorrectamente.

La alimentación manual es una gran forma de ganarte la confianza de tu mascota. Una vez que se haya acostumbrado a que la trates con cariño y cuidado y que le des los alimentos más sabrosos manualmente, tu tortuga puede interactuar activamante a su manera cuando te acercas al terrarium dejándose coger por ti. Al principio, cógela brevemente y vuélvela a dejar después de unos segundos. Además, recuerda que debes manejar a tu galápago suavemente, ya que es una criatura muy delicada. Después de haberla cogido, recuerda en recompensarla con su dulce favorito, después de todo, eso es lo que estaba esperando.

Después de haber manejado a tu galápago, recuerda lavarte las manos con agua y jabón.