Cómo cuidar una tortuga

¿Sabías que las tortugas han estado en la tierra desde hace más de 200 millones de años? Eso significa que ese pequeño reptil con caparazón y tan lindo que estás considerando como mascota estuvo en la tierra al mismo tiempo que los dinosaurios, es más, son parientes lejanos. Junto con su interesante historia, las tortugas tienen una vista excelente y un agudo sentido del olfato. Son divertidas de cuidar y fascinantes de ver, por eso son una de las mascotas más populares para muchas familias y aficionados.

Cómo cuidar una tortuga

Si estás considerando meter a una tortuga en tu casa o hace poco que la tienes, esta guía puede ayudarte a conocer la información que necesitas para darle a tu mascota un perfecto cuidado. Te ofrecemos consejos sobre cómo albergar, cuidar y alimentar a tu nueva amiga.

Cómo elegir una tortuga ideal para mi

Ahora que te has decidido en añadir una tortuga a tu familia, tu siguiente paso es averiguar qué especies son las más adecuadas para ti. Hay varios tipos diferentes de tortugas terrestres y galápagos o tortugas de agua y cada uno tiene su propio conjunto de necesidades específicas, incluyendo la dieta. Para ayudarte a seleccionar la más adecuada, te ofrecemos los siguientes consejos: Es importante recordar que la pequeña tortuga que estás trayendo a tu casa, puede crecer y convertirse en una gran tortuga. Así que antes de encariñarte con la primera tortuga que veas, investiga o pregunta cuál será su tamaño adulto esperado y la cantidad de cuidado que requiere para mantenerla sana. Luego elige la que mejor se adapte a tu nivel de experiencia y estilo de vida.

Tortugas y galápagos: ¿Cuál es la diferencia?

Si bien ambas especies de tortugas son reptiles, tienen caparazón y son de sangre fría, la principal diferencia entre las dos es su hábitat y la dieta. La mayoría de los galápagos o las tortugas de agua pasan mucho de su tiempo en el agua, tienden a tener pies palmeados y son omnívoras. Las tortugas de tierra son terrestres, tienen los pies redondos, son más rechonchas y son herbívoras.

¿Cuál es la especie de tortuga más adecuada para ti?

A continuación te vamos a presentar las diferentes especies de tortugas domésticas:

Tortuga acuática africana (Sideneck): Llamada así por su singular "cuello plegable", estas tortugas son ideales para principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto. Son principalmente acuáticas, pero no se requiere un área de descanso fuera del agua y son omnívoras. Como adultas, pueden llegar a medir hasta 20 cm.

Tortuga de madera Centroamericana (Tortuga de madera adornada): Estas tortugas son semi-acuáticas. Disfrutan de la natación poco profunda pero necesitan grandes áreas de tierra seca para tomar el sol. Si bien en su mayoría son herbívoras, pueden comer ocasionalmente insectos o gusanos. Como adultas, pueden crecer hasta 23 cm. Son ideales para principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto.

Tortuga pintada (Painted Turtle): Esta tortuga acuática de colores es omnívora. Como adulta, puede crecer hasta 18 centímetros. Disfrutan tomando el sol, por lo que requieren zonas terrestres. Son ideales para principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto.

Tortuga de estanque de Caspio (Caspian Pond Turtle): Esta tortuga semiacuática requiere un área de descanso y dónde pueda tomar el sol y es omnívora. Como adulta, puede crecer hasta 23 cm. Es una opción ideal para principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto.

Cómo cuidar a una tortuga en casa

Tortuda de orejas rojas (Red Ear Slider Turtle): Esta tortuga de agua es una de las mascotas más populares en el mundo. Son ideales para los principiantes, son omnívoras y como adultos pueden crecer hasta 28 centímetros. Son ideales para principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto. Estas tortugas disfrutan tomando el sol por lo que requieren zonas terrestres.

Tortuga de cabeza de cereza roja (CB Cherry Head Red Foot Tortoise): Es conocida por sus marcas de color rojo y por su nariz bulbosa. Estas tortugas son terrestres, pero requieren una fuente de agua poco profunda para remojar sus conchas y beber. Son herbívoras, tienen un gran apetito por la fruta y como adultas, pueden crecer hasta 30 centímetros. Son ideales para principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto.

Tortuga de patas rojas (CB Red Footed Tortoise): Es similar a la tortuga de cabeza de cereza roja, estas tortugas también son conocidas por sus marcas de color rojo y su nariz bulbosa. Son terrestres, pero requieren una fuente de agua poco profunda para remojar sus conchas y beber. Son herbívoras y como adultas, pueden crecer hasta 30 centímetros. Son ideales para principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto.

Tortuga griega: Estas tortugas son terrestres, pero necesitan un plato de agua poco profundo para remojar sus conchas y beber. Son herbívoras y como adultas, pueden crecer hasta 30 centímetros. Son ideales para los principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto.

Tortuga rusa: Estas tortugas son terrestres, pero necesitan un plato de agua poco profunda para remojar sus conchas y beber. Son herbívoras y como adultas, pueden crecer hasta 20 cm. Son ideales para los principiantes mayores de 12 años con supervisión de un adulto.

Hábitat

El diseño de un hábitat para tu tortuga terrestre o de agua es un proyecto divertido que puede ser tan simple o tan elaborado como quieras que sea. Puedes hacer que el hábitat cobre vida con sustratos de colores, plantas de hoja y una decoración novedosa. Por supuesto, el hábitat requerirá algunos equipos esenciales incluyendo tierra y zonas de baño para las tortugas de agua y áreas para la intimidad de las tortugas, así como un espacio adecuado, suficiente luz y calor. Diseña el hábitat con las necesidades de la mascota en mente.

Mantenimiento

Mantener la limpieza del hábitat es clave para ayudar a tu tortuga a mantenerse saludable y libre de enfermedades. En el caso de las tortugas de agua, vas a necesitar filtros, sin duda te ayudarán. Sin embargo, será necesario limpiar todo el acuario y cambiar el agua de forma rutinaria. El hábitat de la tortuga terrestre puede requerir menos mantenimiento, pero también debe limpiarse con regularidad.

Nutrición

Cuando se trata de comer, las tortugas tienen gustos "exóticos". Las tortugas acuáticas disfrutan comiendo pienso especial para tortugas acuáticas, verduras de hoja verde como la col rizada, así como alimentos más difíciles de conseguir, como grillos vivos, gusanos de harina y de cera. Para ayudar a mantener tu tortuga omnívora sana, te sugerimos una dieta equilibrada, tanto de vegetales de hojas verdes como de insectos y alimentos preparados para tortugas. Para las tortugas terrestres, se sugiere una dieta variada de verduras frescas, un poco de fruta y alimentos preparados para tortugas.