Como cuidar a una persona con fractura de pelvis

Una fractura de pelvis es una lección grave, en la cual se ve afectada los huesos o los ligamentos de la zona, los cuales son: las articulaciones sacrilícas, el sacro, los huesos ilíacos o los conocidos sínfisis del pubis. Estas lesiones representan una gran complejidad y son frecuentes en pacientes de condición poli traumatizados que tengan lesiones asociadas a la zona.

Estas lesiones tienden a ser muy dolorosas y se deben tratar de manera inmediata, realizarse esta fractura, significa incluso la inmovilización, además la zona pélvica protege diversos órganos, casos sanguíneos y algunos nervios, los cuales se pueden ver afectados de manera irreparable.

Todos estamos propensos a sufrir este tipo de fractura, siendo joven o adultos mayores, ya que se produce con grandes impactos. En el caso de los jóvenes, un choque puede provocar la fractura de la pelvis. En el caso de los adultos mayores, una mal caída puede llevar a esto.

Fractura de pelvis


¿Qué tipo de tratamiento recibe una persona con la pelvis fracturada?

Como en la mayoría de los casos, todo depende del tipo de fractura  de pelvis que se presente. Están las fracturas inestables, que se producen por altas energías (se presentan más que todo en jóvenes) donde el tratamiento incluye una operación.

También existen las fracturas de pelvis estables, las cuales son menos comunes, en esta el paciente solo debe entrar en estado de reposo total y tomar analgésicos recetados. Con el tiempo y con ayuda de un fisioterapeuta, el paciente puede volver a caminar de manera normal. Así activando la recuperación de la zona, para más adelante estar recuperado por completo.

En esta operación, a través de incisiones, se implantan pequeños tornillos, los cuales ayudaran a estabilizar la pelvis del paciente, además de que aliviaran el dolor de manera segura y casi inmediata.

El tratamiento quirúrgico, viene con una serie de indicaciones que especifica el especialista, el tiempo de recuperación varía entre los tres y los seis meses, sin embargo. Todo dependerá de la gravedad de la fractura de pelvis y el estado en el cual se encuentre el paciente.

Fracturas de pelvis o pelvianas

Gracias al avance de la tecnología en la salud, hoy en día, estas operaciones de pelvis son procedimientos sencillos. Los cuales son seguros y pueden ser aplicados sin complicaciones, incluso hay pacientes que sanan más rápido de lo habitual.

Una de las recomendaciones para luego de la cirugía y el cuidado del paciente que se fracturó la pelvis, son los siguientes:

  • No levantar grandes pesos o apoyar las extremidades inferiores de manera forzada por lo menos dos meses luego de la cirugía realizada.
  • Ayudarse a la hora de caminar con muletas, bastones o sillas de rueda en caso de ser necesario, la recuperación solo estará completa si no es forzada.
  • Luego de la operación, realizarse constantes chequeos médicos, los cuales ayudarán a seguir el proceso de recuperación, esta fractura requiere un seguimientos incluso luego del año de la operación.

Tipos de fractura de Pelvis

La pelvis, es una zona que en cuanto a la anatomía, se delimita por 5 huesos, el sacro, el ilion, el coxis, el pubis y el isquion. Al momento de fracturarse la pelvis, se pueden romper uno o más huesos o inclusos distintos ligamentos.

En base a esto, podemos encontrar que existen tres diversas fracturas de pelvis, las cuales son:

  • Fractura de pelvis donde se arranca un fragmento óseo
  • La Fractura de pelvis de baja energía (común en pacientes que presentan osteoporosis)
  • Fractura de pelvis de gran energía (se presenta en los accidentes de tráfico o grandes impactos.

Una vez estudiado esto, podemos deducir que al existir distintas fracturas de pelvis, el tratamiento de igual manera puede variar, lastimosamente, en la mayoría de los casos, la cirugía es obligatoria.

Pelvis

Pronóstico de la enfermedad o de la fractura de pelvis.

Las fracturas de pelvis, realmente no es algo que se pueda pasar desapercibido, como hemos dicho, la integridad de los huesos y ligamentos se ven comprometidos.

Incluso, las fracturas de pelvis que se pueden considerar graves, causan hemorragia, la cual llega a ser mortal o lesionar otros órganos. Por esto mismo, las fracturas de pelvis son fáciles de detectar, incluso al tacto.

Si creemos que presentamos una fractura de pelvis, luego de sufrir un accidente. Lo más recomendable es no moverse, llamar a una ambulancia y ser tratado por profesionales, ya que un mal movimiento, combinado con una fractura de pelvis, puede llegar a ser mortal.

Una vez que lleguen los paramédicos al lugar, lo primero que se debe indicar es la sospecha de una fractura de pelvis, para que estos procedan de manera correcta.

¿Qué síntomas puedo presentar si me fracturé la pelvis?

Como ya hemos estudiado, la fractura de pelvis genera un dolor intenso, especialmente en la zona de la ingle, incluso cuando el paciente se encuentra en total reposo, esta es la primera señal.

Si al intentar caminar, el dolor aumente al punto de la inmovilización, lo más probable es que la pelvis esté fracturada. De igual manera, debemos estar atentos a los hematomas que podamos presentar y la zona inflamada, en caso de sospecha, debemos acudir de manera inmediata a un especialista.

En el caso de estar frente a una fractura de pelvis que sea grave, las lesiones a otros órganos es lo más preocupante. Si este es el caso, presentaremos otros síntomas incluso más notables, dentro de esos síntomas están:

  • Al fracturarse la pelvis y lastimarse otros órganos, se produce dolor al orinar
  • Cuando ocurre que se fractura la pelvis y lastimarse otros órganos, la orina tiene rastros de sangre
  • Al fracturarse la pelvis y lastimarse otros órganos, se presenta la incontinencia urinaria
  • Al fracturarse la pelvis y lastimarse otros órganos, el recto puede presentar sangrado.

Lo más recomendable, al presentar alguno de estos síntomas, es acudir inmediatamente a un especialista, el no tratar una fractura de pelvis a tiempo de manera correcta puede traer mayores consecuencias, las cuales pueden ser permanente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad